EL MÉTODO SUZUKI

Image by Paige Cody

SHINICHI SUZUKI

“Nacemos con la capacidad natural de aprender. El recién nacido se adapta a su entorno para vivir y adquiere en el proceso diversas habilidades”
Image by Liane Metzler

Inicio
 

El método Suzuki lleva por nombre el apellido del violinista y pedagogo japonés que lo desarrolla: Shinichi Suzuki.

 

El método Suzuki es también conocido como el método de la Lengua Materna porque se adquieren las habilidades instrumentales de la misma forma que aprendimos a hablar el idioma materno. Tras de sí hay una filosofía y una perspectiva de desarrollo humano que ponen énfasis tanto en el crecimiento individual como en el colectivo, poniendo uno de los focos de atención en la búsqueda del entorno adecuado para el alumno y, por consiguiente, para la familia. ¿Cómo?

 

  • Respeto

  • Escucha musical

  • Atención emocional

  • Ambiente positivo

Los padres
 

Otro de los pilares fundamentales del método Suzuki es la implicación de los padres en la educación musical de sus hijos. Les permite conectar con ellos en una actividad de juego, de diversión, de creación de vínculos afectivos. De esta manera, atendemos sus necesidades de seguridad y de afecto al proporcionarles la atención necesaria.

 

Los padres, al aprender el instrumento junto a sus hijos, serán ejemplo y tendrán la confianza necesaria para poder acompañarles a través de este aprendizaje. Es importante que sean participes en la práctica diaria puesto que es lo que alimenta el progreso, y aprenderán todo lo necesario junto con el profesor para establecer entornos adecuados que inviten a los alumnos a divertirse aprendiendo. Además, esto permite que sea una actividad familiar, viviendo juntos todo el proceso y compartiendo y comprendiendo todas las emociones y experiencias propias de un aprendizaje musical.​

Concentración
Seguridad en uno mismo
Sensibilidad
Perseverancia
Creatividad
Socialización